musica

lunes, 29 de julio de 2013

: CAPITULO # 10 :

Comencé a moverme lentamente. Apreté los ojos al sentir la luz sobre ellos. Mi cuerpo aun estaba dormido. Sin abrir aun los ojos moví las piernas y lo que sentí me dejo inmóvil. Alguien estaba en la cama conmigo. Lentamente comencé a girar, para encontrarme con un ángel a mi lado. O eso parecía. Dormía profundamente. Lo mire bien. Cada poro de su rostro. Parecía estar descansando. Su cabello estaba levemente desordenado. Sentí un impulso por acomodarlos. Y cuando al fin todo mi cuerpo despertó, recordé que anoche estaba bailando con el y ahora estaba aquí, durmiendo con el. Lentamente me levante, no quería despertarlo, se veía tan lindo asi. Con cuidado Sali de la habitación. Me bañe rápido y Sali. Volvi a entrar a la habitación y el seguía durmiendo. Ahora ocupaba casi toda la cama. Lo mire bien. Habia algo distinto en el hoy. No lo se bien. Tome la ropa que me iba a poner y Sali de ahí para cambiarme. Cuando termine comencé a hacer el desayuno. Desde lejos escuche el sonido de unas llaves. Mi amiga entro.

-¡Buen dia! – me dijo elevando la voz.

-sshhh!! – le dije desde la cocina. Ella entro a la cocina y me miro.

-Hola, ¿Qué tal? Hace como dos o tres días que no te veo – me dijo. Me saludo con un beso en la mejilla.

-¡Baja la voz! – le dije n voz baja. Me miro bien - ¿Cómo haz estado?.

-Ay ni te imaginas. Nunca he estado mejor en mi vida – dijo y ambas salimos de la cocina para sentarnos en la sala.

-Ya me imagino como debe de haber quedado el pobre de Bill – dije divertida. Rio por lo bajo.

-Creo que en una semana no podrá moverse.

-¡Sea! – dije divertida y ambas reimos.

Tom salió de la habitación. Ambas volteamos a verlo. La boca de Sea se abrió lo mas que podía al verlo, de pie frente a nosotras. El me miro bien y luego miro a mi amiga. Tom salo traia puestos unos bóxers y una playera de tirante que se apretaba bien a su cuerpo.

-Hola – saludo con voz adormilada, supuse que se acaba de despertar.

-Ho … hola – le dijo Sea. El me miro.

-Preciosa ¿Puedes venir un momento? – me pregunto.

-Claro – dije y me puse de pie.

Camine hasta la habitación y entramos. Cerre la puerta y voltie a verlo. Cuando lo hice algo sintió romperse dentro de mi. Como dije antes, mientras el dormía se veía distinto. Y si que lo estaba. Sus ojos eran mas claros, mucho mas claros. Asombrosamente llamativos. Mire el color de su pelo y era también mas claro que el que tenia. Y ahora que lo miraba mejor, no tenia esa apariencia siniestra de siempre.

-¿Qué … que sucede? – le pregunte.

-Hice un trato con Dios – me dijo. Lo mire extrañada.

-¿Qué cosa?

-¿Me ves distinto? – me pregunto.

-Un poco – le dije.

-Tengo cinco días para probarle de que hay algo bueno en mi – dijo y camino hacia la ventana – por ahora el tiene la mitad de mis poderes, por eso he dormido. Casi nunca duermo, ya que no es necesario.

-¿Y? – dije intrigada.

-Si no logro demostrarle que hay algo bueno en mi, nunca mas podre salir del infierno. A lo que me refiero es que viviré alla abajo, para siempre.

Lo mire aterrada. ¡Eso debía suceder! Algo debíamos hacer. El no podía quedarse en el infierno por el resto de la eternidad. ¿Qué haría yo? Mi cuerpo se congelo al escuchar mis pensamientos. ¿Qué sucede conmigo? ¿Por qué me preocupa tanto que no pueda salir nunca mas?.

-Tranquilo, encontraremos algo bueno en ti – le dije.

-¿Vas a ayudarme? – me pregunto.

-Claro que si – le dije y sonreí levemente. El también lo hizo – ahora, cambiate que Sea esta en la sala.

-No puedo cambiarme – me dijo y lo mire.

-¿Por qué? – le pregunte.

-El se llevo algunos de mis poderes y uno de esos era el de poder vestirme chasqueando los dedos.

-¿Me estas diciendo que no tienes ropa mas que la que traes puesta? – dije sin pensarlo. Tom asintió – Esto no podía ser peor.

-Lo se – dijo divertido.

-Bueno, quedate aquí, solo despido a Sea y vemos que hacemos – le dije y Sali de la habitación.

Mi pelinegra amiga se acerco rápidamente, me tomo del brazo y me jalo hasta la cocina. La mire extrañada, estaba realmente perturbada.

-Juro que por poco entro a buscarte, pensé que estabas teniendo sexo con el. Pero luego dije que no era posible, porque no se escuchaba nada – me dijo nerviosa. Rei divertida.

-Ya te dije que no paso nada con el – dije divertida. Me miro bien.

-Claro _______! ¡ y yo soy Jenni Rivera! – me dijo ironica. Camine hasta la sala.

-Juro que te estoy diciendo la verdad – le dije. Me dijo sin poder creerlo.

-Pero … el estaba en bóxers – dijo y miro hacia la puerta – Ademas, te llamo preciosa.

-Que hayamos dormido en la misma cama no significa que hayamos tenido sexo amiga mia – dije y me sente en el sillón – y que me diga asi, tampoco.

-______, ¿Qué pasa contigo? ¿Acaso estas ciega o que? ese hombre esta que se cae de papasito y tu ¿No le haz tocado un pelo? – me pregunto.

-No, no es eso – dije. Ella me miro bien – no te asustes pero …

-Pero ¿Qué? – dije algo ansiosa.

-Yo ……

-¿Tu que? – me dijo mas desesperada que antes.

-No lo quiero solo para una noche – le dije lo mas bajo que pude para que el que estaba en la habitación no escuchara. Mi amiga abrió la boca.

-¿Estas enamorada?

-No … no lo se, Sea. Pero con el es distinto que con los demás – le dije y me puse de pie. Ella también lo hizo.

-Ya era hora amiga – me dijo algo emocionada y me abrazo. Le respondi el gesto.


Pero mientras descubria aquel sentimiento dentro de mi me di cuenta de algo. Estoy enamorada de alguien que ni siquieras es humano. Alguien que nunca sintió amor en su vida, alguien que es vil y no perdona el alma de nadie. Estoy enamorada del demonio, perdidamente enamorada de el.

CADA VEZ MEJOR!! ... bueno que esten bien ... nos vemos xD

2 comentarios:

  1. O.o osea esta apruebaa sij de echo Tom
    la tiene q pasar..

    Siguelaaa xD
    Bye cuidate

    ResponderEliminar